Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



LOS MAESTROS DE SABIDURIA HABLAN SOBRE LA PRECIPITACION CONSCIENTE DEL BIEN


El Puente, junio 1957




 

El Maha Chohan:

El poder de la precipitación es parte de la Herencia Divina de cada Individuo. Tal Ser es, de hecho, literalmente precipitado él mismo desde el corazón de la Presencia “YO SOY’ Cósmica a la existencia. El flujo constante de la vida que mantiene al “YO SOY’ Individual consciente como tal ser (inteligente, creador y director en naturaleza) es también una actividad de precipitación desde esa Presencia “YO SOY’ Cósmica. La delegación del poder de precipitación desde la Presencia “YO SOY’ Cósmica hacia y a través de la Presencia “YO SOY’ Individualizada de cada corriente de vida es para el propósito expreso de permitir a la Presencia “YO SOY’ Individualizada crear (en cualquier esfera) esa porción del Plan Divino que tal Presencia “YO SOY’ Individualizada ha aceptado como Su razón para la existencia. La Presencia “YO SOY” Individualizada decide, a través del uso de Su Propio libre albedrío, en cual esfera actuará. Luego atrae esa vida requerida para crear vehículos adecuados para Su servicio en cualquiera de tales esferas. Estén seguros de que cualquiera de tales servicios es BUENO en ESENCIA y en FORMA.

El Morya:

¡Aquellas Presencias “YO SOY’ individualizadas Quienes han escogido crear un cuerpo físico y servir sobre el planeta Tierra conscientemente desean hacerlo así! No existe poder que fuerce a ninguna Presencia “YO SOY’ a servir en ningún nivel de conciencia excepto el poder motivador de Su Propio deseo. Muchas de estas preciosas Presencias “YO SOY’ prefieren servir únicamente en los Niveles Internos y nunca, de ninguna manera, toman la encarnación física. La Gran Hermandad Blanca está principalmente relacionada con Aquellos Quienes deciden crear y servir a la Tierra y Sus evoluciones a través de cuerpos físicos. Nosotros hemos ofrecido ayudar a estáis Presencias “YO SOY’ a cumplir con Sus Planes Divinos a través de los vehículos físicos que Ellas han creado. Este servicio que prestamos es también una actividad de precipitación. Conscientemente cargamos la vida con la cualidad de energía que cada individuo requiere, ofreciéndola a la propia Presencia “YO SOY” de ese ser para liberarla hacia y a través de los cuerpos físico, etérico, mental y emocional a SU PROPIA DISCRECION. De ese modo las cualidades de la Fe, Iluminación, Amor Divino, Pureza, Consagración a Dios, Concentración sobre el cumplimiento del Plan de Dios, Ministración para la aflicción del hombre y Purificación de los resultados de sus experimentaciones imperfectas con la vida, - todas estas son proyectadas por el Ser Cósmico, Maestro Ascendido, Arcángel o Angel, invitado por la propia Presencia “YO SOY’ individual al mundo de aquel requiriendo asistencia. Esta proyección de un ímpetu de una cualidad Divina a menudo es hecha por la propia Presencia “YO SOY’ individual que acepta el regalo y la dirige a través del cordón de plata hacia dentro de la Llama corazón del individuo. De vez en cuando, la propia Presencia “YO SOY” individual pide que el Ser Ascendido ofreciendo tal asistencia lo haga directamente, envolviendo todos los cuatro cuerpos inferiores en Su (El o Ella) radiación. Cuando el Ser Divino da la asistencia directamente, el chela a menudo siente la bendición más poderosamente que cuando es liberada a través del latido de corazón aceptado naturalmente.

Kuthumi:

No podría haber ninguna forma en ningún nivel de conciencia, sin el uso del poder de precipitación. Es de ser lamentado que el hombre haya aceptado la precipitación constante de la vida que mantiene su corazón latiendo pero que haya olvidado que desde su corazón esa precipitación debería fluir naturalmente hacia dentro del mundo alrededor de él. Así que el hombre, mediante su propio concepto, acepta la vida (precipitada a él cada segundo) pero rechaza aceptar la posibilidad de permitir que el poder precipitador natural dentro de él llene su mente, cuerpo, mundo y atmósfera con perfección. A aquellas Presencias “YO SOY’ Individualizadas que escogen crear vehículos físicos y, a través de ellos, exteriorizar perfección, les están siendo dadas ahora asistencia mediante el despertamiento de la conciencia externa del hombre para su uso consciente de los poderes de precipitación que son su derecho de nacimiento inherente. Esta asistencia es dada principalmente por los Miembros de la Gran Hermandad Blanca a través tanto de instrucción como de radiación.

Pablo, El Veneciano:

La aceptación de que la Presencia “YO SOY” individualizada tendría únicamente BIEN para exteriorizar a través del ser externo, coloca al chela en una conciencia de expectativa, esperanza y confianza. La realización de que el uso impropio de los poderes de precipitación (conel pensamiento, sentimiento, palabra hablada y acción destructiva) ha creado aflicción y limitación para el individuo y para la evolución planetaria entera - coloca a la conciencia del chela en un estado de reconocimiento claro de que la limitación es creación del hombre y la abundancia es creación de Dios. Cuando estos dos hechos importantes son aceptados, particularmente en los sentimientos, el chela puede comenzar a transmutar sus limitaciones a través del uso del Fuego Violeta y, como fue intentado hacer, cumplir su Plan Divino, listo, su propia Presencia “YO SOY’ le asistirá a hacer liberando para él ideas, impulsos y patrones de pensamiento que pueden ser exteriorizados, si el chela es constante en su desarrollo de manera práctica además de mística. Examinen tan cuidadosamente como puedan el motivo detrás de la idea, impulso o patrón de pensamiento que reciban, para estar seguro que es desinteresado y que será de beneficio para toda vida. Cuando hayan considerado esto y puedan decir, como dijo la Fuente de toda vida, mirando sobre Su creación, - “¡Esto está Bien!”, entonces procedan a exteriorizar esa idea. Mediten sobre esto. Llénenla con su amor. Prácticamente traten de hacer que los “pensamientos se conviertan en cosas”. Les doy una tarea. ¡Creen con la mente; energicen con su amor y físicamente manifiesten una rosa rosada!

Serapis Bey:

El poder para pensar crea la forma. El poder para sentir llena esa forma de vida. Estas dos actividades preceden toda precipitación (consciente o lo contrario). La mayoría de la gente no controla sus facultades de pensamiento y de ese modo las formas creadas por sus pensamientos son indistintas e imperfectas. Aprendan a usar su pensamiento para crear un patrón cortado claramente, distintivo de eso que desean precipitar. Luego aprendan a generar realmente sentimientos de felicidad, alegría y perfección y de ese modo llenen la copa que es creada por su pensamiento. A medida que hagan esto por uno pocos minutos a la vez, seriamente y sin tensión, comenzarán a disfrutar su “práctica de la precipitación”. Luego, un día, sostendrán con su mano el cuadro pensamiento real, energizado por sus sentimientos, que se ha convertido en una realidad física para bendecirles a ustedes y a los demás. Surge la pregunta: “¿Esta precipitación viene directamente desde dentro de la atmósfera o es traída a mi mundo de una manera natural a través de algún individuo?” Al principio, las precipitaciones puede venir a través de individuos. A medida que uno progresa, ellas pueden ser y algunas veces se manifiestan directamente desde lo Universal sin el medio de intercesión de otra corriente de vida no ascendida. Cualquier tensión e incredulidad en el chela retarda grandemente su uso del poder de precipitación y esperar una manifestación exactamente que salga de la atmósfera no crearía el estado apropiado de receptividad para el principiante. Sin embargo, cuando tal principiante comienza a recibir los objetos que él tan fielmente ha creado y nutrido (a pesar de que vengan a través de seres humanos) él gana confianza y puede luego tratar de producir la precipitación directa real. Siempre es sabio comenzar la precipitación consciente con un pequeño objeto, tal como, por ejemplo, la rosa sugerida por el Amado Pablo, porque es fácil de imaginar una rosa y toma menos energía crear la imagen mental y menos energía dar a ésta el perfume, color y cuerpo.

Hilarión:

La ciencia de la precipitación es tanto estudiada como usada extensivamente en la Quinta Esfera. Toda forma constructiva comienza con una idea. Esta idea es recibida por un ser Ascendido o no ascendido desde la Unica Fuente Divina. Luego toma lugar el entrenamiento de la mente para sostener esa idea y desarrollarla. Esto es seguido por la enseñanza del individuo para energizar la idea con su propia vida dada por Dios. Aquí Nosotros, en la Quinta Esfera, dirigimos los patrones perfeccionados hacia dentro de las mentes de los hombres y mujeres constructivos en encamación. Si ellos son receptivos, desarrollan estas ideas y la raza humana entera es beneficiada por eso. Muchos cientos de miles de tales ideas y patrones proyectados no son inmediatamente “recogidos” por la conciencia extema de la humanidad y recibimos estos de nuevo en Nuestro Reino esperando el nacimiento y madurez de corrientes de vida que puedan recibir Nuestras directivas y usarlas. Visto con el “ojo interno”, existen patrones y formas hermosas fluyendo hacia afuera constantemente, pocas echando raíces en la conciencia de los individuos encamados; muchas regresando a Nosotros no usadas. Nosotros pacientemente esperamos el día en que todas de tales ideas proyectadas sean asimiladas por las mentes de los hombres y exteriorizadas a través de su cooperación con el uso de las energías de sus propios centros creadores.

Jesús:

Siempre es más fácil precipitar algo que el individuo ya ha visto y con lo cual su conciencia externa esté familiarizado. Cuando el individuo entra a un mayor uso del poder de precipitación, él se eleva por encima de las cosas que ya han sido manifestadas y entra al Reino donde mora la Perfección todavía no expresada sobre la Tierra. Este proceso es natural. Por ejemplo, fue comparativamente más fácil para Mí duplicar la moneda del César que manifestar el Cristo. Cuando un individuo verdaderamente ha aprendido a controlar el pensamiento y sentimiento, él está armonioso. Esto abre su conciencia externa a la Perfección Divina que está siendo dirigida hacia él y él puede mucho más fácilmente avanzar para precipitar aquellas bendiciones del Reino del Padre del cual ha sido escrito: “ojo que no ha visto, ni oído escuchado... las cosas que el Padre ha preparado para aquellos que le aman”. Aquí el “ojo de la mente” de la conciencia externa registra las Memorias Etéricas de la perfección atestiguada entre encamaciones o mientras estuvo de estadía en los Templos de Luz mientras el cuerpo duerme. Estas pueden ser luego precipitadas a la forma - expandiéndose de ese modo el Reino del Cielo sobre la Tierra.

Saint Germain:

Como es el servicio del Séptimo Rayo traer realmente a la manifestación la perfección del Reino del Cielo sobre la Tierra, todos estamos vitalmente interesados en el entrenamiento de los chelas para recibir el patrón perfecto para esa Edad Dorada permanente. El poder para invocar ayuda desde la Presencia “YO SOY’ individual y desde los Seres Ascendidos es esencial tanto para transmutar las manifestaciones imperfectas del pasado, así como también para crear de nuevo en un molde y diseño más perfecto. Por lo tanto, mientras la Jerarquía Espiritual y los chelas están reunidos en el Retiro del Amado Lanto donde la Ciencia de la Precipitación es la actividad principal, no puedo urgirles demasiado fuertemente pedir al Hermano o Hermana de este Retiro (el Retiro de la Montaña Rocosa) ayudarles a disfrutar aprendiendo a precipitar conscientemente algo de una naturaleza constructiva. Disfrutar aprendiendo hace el proceso de asimilación y uso del conocimiento tanto más rápido como más eficaz. “Estudio obligado y aplicación obligada” producen ambos fatiga, tensión y stress. Vamos entonces todos a llenar la atmósfera de la Tierra con hermosas rosas rosadas, irradiando su perfume a través de la conciencia emocional, mental, etérica y física de toda la gente. Vean cuántas rosas rosadas reales entran en su posesión en este período de treinta días. Estarán sorprendidos y agradados con los resultados. Como junio es el mes de las rosas en muchas vecindades, la Naturaleza misma les ayudará. Sin embargo, estén seguros de aceptar cada una de tales rosas tangibles como una precipitación real y reconozcan su Fuente como el Dador y, al Regalo también.


 


2004©La Iglesia de la Nueva Era del Cristo. Todos los Derechos Reservados.