Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


EL EDITORIAL

ENERO 2018

Tengan Confianza y Tengan Esperanza!


El Puente, marzo 1970
Extractos

La Esperanza contiene dentro de sí misma el sentimiento boyante del Cuarto Rayo en el cual sirvo. A menudo he visto a un pequeño niño romper un juguete – por ejemplo una pequeña niña halando el brazo de una muñeca y el sentimiento de desaliento que acompaña al pequeño ser; pero cuando la Madre notando la situación del niño pone sus brazos alrededor de ella y le asegura que su muñeca puede ser reparada, el brillo vuelve a la cara del niño. La felicidad que se manifiesta cuando a ella se le dice que la muñeca será “hecha nueva” es un ejemplo en pequeña escala de lo que la Esperanza y Confianza pueden significar.

La Esperanza y Confianza van mano a mano. ¡Uno debe tener Confianza de lo contrario no habría Esperanza! Para que cualquier cosa se manifieste, uno debe tener Amor. La Sabiduría, o el discernimiento para tener Fe en el logro, a través del Amor, lo cual Nos trae a la Triple Actividad de la Vida.

Otra simple ilustración… cuando un hijo o hija va en un viaje por primera vez sin compañía de cualquiera de sus padres, usualmente hay preocupación en sus corazones hasta que su progenie ha llegado seguramente a su destino, y a través del Amor y Fe ellos esperan palabras de su arribo seguro. Atestiguar la Esperanza por este logro a través de la Fe es una hermosa vista, y el Amor engendrado es una radiación gloriosa.

También cuando se le dá Esperanza a un individuo desalentado la acción vibratoria de ese ser es elevada.

Cuando quiera y donde quiera que haya un requerimiento por Esperanza, allí “YO SOY”.

(La Señora Esperanza)




LA IGLESIA DE LA NUEVA ERA DEL CRISTO®
Copyright © 2004 Reservados todos los derechos


2004©La Iglesia de la Nueva Era del Cristo. Todos los Derechos Reservados.